Intuición femenina. Comentario a “Demasiada felicidad”, por Concha M. Miralles

Una vez, mientras buscaba otra cosa en la enciclopedia Britanica, cayó casualmente en manos de una escritora avezada la biografía de otra mujer, y algo en ella llamó su atención. La escritora es Alice Munro; la mujer de la biografía Sofía Kovalevski.

Más allá del brillo que envuelve a la eminente matemática a la que conceden los máximos honores; más allá del arrojo que caracteriza a la mujer que, desafiando las estrictas prohibiciones que limitaban a las mujeres en la Rusia de la época, consigue ingeniárselas para viajar al extranjero y poder así cumplir su deseo de estudiar matemáticas; más allá de esos destacados logros de Sofía, Alice Munro lee entre las líneas que cuentan esa vida que Sofía no logró sentirse satisfecha ni ser feliz con lo que hacía, y con lo que dejaba de hacer mientras realizaba otras cosas.

La escritora sabe ver en ese más allá que otros no captan; por eso sus escritos son tan singulares. Se dice que ella sabe hacer que destaque lo original y peculiar dentro de lo más anodino y cotidiano; en eso se parece a Chejov –dicen-. Alice tiene esa mirada intuitiva, muy femenina, que percibe lo más íntimo y secreto, eso que a veces mueve los hilos de las cosas desde la sombra. Por eso, prestando atención a lo que lee sobre Sofía, Alice Munro ha  encontrado una pieza que no encaja en el puzzle de la vida de la matemática. ¿Qué puede ser eso que hace que, a pesar de todos sus logros, no sea del todo feliz? Sofía tiene un talento para las matemáticas fuera de lo común, y sin embargo su deseo de ser querida, como lo son las mujeres “normales”, provoca que a veces se aparte de las matemáticas; de ahí esas frecuentes idas y venidas a su estudio y a la investigación. Si se dedica con más pasión a ejercer de madre y esposa no se dedica en plenitud a las matemáticas, y cuando lo hace algo peligra en el otro lado, pues entonces duda de ser una buena madre y esposa. No se concilian ambos deseos en Sofía Kovalevski, a pesar de que de los dos lados parece haberlo conseguido todo. Sus logros no la acaban de satisfacer porque siente que cuando se producen en un lado ha perdido los del otro y, las consecuencias que eso tiene en su vida y en su obra es de una profunda insatisfacción y anhelo que a veces la aparta de lo más genuino en ella, de su deseo propio.

Es extraño o, cuanto menos llamativo el título que elije Alice Munro para este magistral relato donde enfoca precisamente ese detalle distorsionante en la vida de la ilustre matemática. ¿Qué significa “demasiada felicidad”? Tal vez cuando, en el relato de Munro, Sofía, al borde de la muerte,  pronuncia estas enigmáticas palabras simplemente se está destacando con el término “demasiada” justamente lo contrario: su carencia. Demasiada felicidad es un falso positivo; un término que se invalida irremediablemente porque parece estar reflejado dentro de un espejo. Si se mira desde el otro lado, desde el lado de la realidad, el título que se lee es otro, el que retrata precisamente ese punto secreto y oscuro en la vida de Sofía que le pone continuas zancadillas en el intento de alcanzarla. Entonces lo que parece “demasiada felicidad” resulta que sólo es un juego de palabras para denominar la carencia de ella. Demasiada felicidad en apariencia, cuando en realidad nunca es alcanzada por Sofia. Nunca no del todo. Lo sorprendente es el efecto diana del adverbio “demasiada” dentro del título que decide Alice Munro para este cuento, y todo lo que, sin decir, señala como decisivo dentro de la historia que nos cuenta.

Concha M. Miralles

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s