LA CITA QUE VIENE

“Debe comprender que, conmigo, no puede enfadarse: estoy sencillamente loco. Aunque, por lo demás, puede enfadarse. No me importa. Cuando estoy en mi cuartucho me basta recordar el frufrú de su vestido, y estoy dispuesto a morderme los puños. Y, ¿por qué se enoja conmigo? ¿Porque me declaro su esclavo? ¡Aprovéchese, aprovéchese de mi esclavitud! ¿Sabe usted que un día la mataré? No porque haya dejado de quererla, ni por celos. Sencillamente la mataré porque, a veces, siento deseos de comérmela.”

El Jugador, capítulo V, Fedor DostoievskI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s